Saltar al contenido.

EEUU preocupado por un posible ataque electromagnético de sus rivales China y Rusia

EE.UU teme estar paralizado en caso de un eventual ataque de pulso electromagnético por parte de sus rivales contra su infraestructura vital según un informe.

“Un pulso electromagnético tiene el potencial de interrumpir, degradar y dañar la tecnología y los sistemas de infraestructura crítica”, escribe la Casa Blanca en una nueva orden ejecutiva, ha informado este martes el portal local Washington Free Beacon.

Los ataques de Pulso Electromagnético (EMP, según sus siglas en inglés), adelanta la Casa Blanca, pueden dañar no solo los elementos vitales para la seguridad y prosperidad del país sino también la estabilidad y el comercio en el mundo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha firmado este mismo martes la citada orden ejecutiva, lo que hará que diferentes departamentos en el país “coordinen la evaluación de las amenazas que plantean los EMP y que encuentren formas de prevenir su impacto”, informa, a su vez, el rotativo norteamericano The Hill.

El pulso electromagnético empezó a estudiarse a finales de la década de 1950. Los ataques militares de ese pulso destruyen total o parcialmente el equipamiento eléctrico y electrónico dentro de su radio de acción.

“Estamos tomando medidas concretas para hacer frente a esta amenaza”, ha afirmado uno de los altos funcionarios del Gobierno estadounidense que han tratado el orden firmado por el mandatario.

El principal desarrollador del pulso electromagnético se ha preocupado hoy por la posibilidad de que sea una víctima potencial del mismo, pues los efectos de la tecnología en mención fueron descubiertos a partir de los primeros experimentos con armas atómicas que hizo durante la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos — advierten expertos estadounidenses dispone de pocas defensas para hacer frente a un hipotético ataque de Pulso Electromagnético en su contra. Los expertos urgen, pues, a fortificar la defensa de EE.UU. frente a un ataque EMP y critican la “indiferencia” de la Administración estadounidense ante esta amenaza.

Fuente: HispanTV