Saltar al contenido.

Macri impide el regreso de 90 Venezolanos a su País en vuelos pagados por Maduro – 13 Abril 2019

El encargado de negocios de la embajada de Venezuela en la Argentina, Juan José Valero, denunció hoy que el gobierno de Mauricio Macri no permite la llegada de un avión de Caracas destinado a repatriar ciudadanos venezolanos. La medida afecta a 90 personas.

“Vemos con mucha preocupación que el gobierno argentino no aprobó los permisos necesarios”, dijo el funcionario en diálogo con el programa Las 40! de AM 750. Los ciudadanos del país caribeño iban a viajar en el marco del plan Vuelta a la Patria que auspicia el gobierno de Nicolás Maduro. Ese programa permite la repatriación de venezolanos de todo el mundo a su país.

Valero precisó que “el avión tendría que haber salido hoy con 90 personas a bordo”, pero que “la Argentina no aprobó los permisos aterrizaje”. El diplomático manifestó que ayer se dirigió a la Cancillería para reclamar por esta situación. “No es un vuelo comercial, es humanitario y excede los asuntos de Estado”, precisó.

Entre los pasajeros figuran niños, mayores adultos, enfermos y personas con discapacidad. “La mayoría no tiene trabajo y hay familias completas en situación de calle, que apenas pueden dormir en albergues temporales del gobierno de la Ciudad”.

El jueves, por Twitter, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, había expresado su rechazo a la medida del gobierno argentino contra un plan que Maduro puso en marcha en agosto del año pasado. 

La medida se inscribiría en el marco de la presión que el gobierno argentino hace en consonancia con Estados Unidos sobre el gobierno bolivariano, presión a la que se sumó el grueso de los países de América Latina tres el reconocimiento como jefe de estado del autoproclamado presidente Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, que hegemonizó la oposición al chavismo.

“¿Cómo les digo a estas 90 personas que no pueden viajar?”, se preguntó Valero, quien recordó que quienes están en los albergues solamente pueden pernoctar allí y el resto del día están en la calle. “No entiendo cómo un país puede tener a 90 personas así”, cerró.

Fuente: Página12